fbpx

La narración literaria: el mundo de nuestros personajes

Antes de aprender de lleno cómo crear personajes inolvidables, debemos tener claros algunos conceptos, para que a la hora de hacer los ejercicios que te vamos a proponer, tengas muy claro cómo es que se deben llevar a cabo. Es por esto que vamos a comprender a fondo qué es una narración literaria, pero antes, veamos…

¿Qué es una narración?

Una narración es un relato estructurado, ya sea oral o escrito, a través del cual se cuentan diferentes sucesos, los cuales pueden ser reales o ficticios. Y aunque este término suene un poco cuadrado, realmente no lo es. 

Todo el tiempo estamos narrando o en contacto con una narración; esto es porque existen diferentes tipos de narraciones; desde cotidianas, como cuando le cuentas a alguien cómo fue tu dáa o cuando alguien te cuenta lo que soñó la noche anterior; hasta narraciones literarias, como las novelas o los cuentos; y también existen las narraciones periodísticas como las que vemos en los noticieros.

Narraciones saliendo de un libro

El fin que tiene una narración puede variar, desde el simple hecho de informar sobre algún suceso en particular o hasta contar toda la historia de un personaje o una comunidad, y claro, también hay historias que existen solo para que las disfrutemos.

Y , entonces…

¿Qué es una narración literaria?

Pues podemos decir que es lo mismo, es decir, que es: Un relato estructurado, ya sea oral o escrito, a través del cual se cuentan diferentes sucesos, los cuales pueden ser reales o ficticios, pero ahora vamos agregar que tiene la intención de crear pensamientos o emociones en los lectores y que, además, está realizada con cierta calidad extra.

Estructura de una narración

Cuando contamos una historia, sea del tipo que sea, hay diferentes elementos que debemos tomar en cuenta para que esta tenga una estructura sólida y nos permita expandir el mundo que creamos tanto como queramos.

Distinguir estos elementos no resulta difícil una vez que podemos identificarlos. En esencia una narración se compone de: El narrador, los personajes, el tiempo, el espacio y la acción.

El Narrador

El narrador es el elemento gracias al cual podemos conocer la historia, pues la vivimos a través de su punto de vista. Es quien nos presenta a los personajes, señalándonos su personalidad y cómo actúan en cada situación que se les presente, también nos cuenta cómo sucedieron los hechos y nos sitúa en el tiempo y espacio en el que ocurrieron. Es importante aclarar que no todas las historias tienen un narrador.

Existen dos principales tipos de narradores, estos son:

1.- Narrador en primera persona: Participa activamente dentro de la misma, presentándonos su propia visión del mundo y los sucesos, por lo que se les puede considerar subjetivos.

2.- Narrador en tercera persona: Generalmente conocidos como narradores “omniscientes”. Estos nos narran los hechos como si fueran “dioses” que conocen todo lo que acontece, así como lo que piensa y siente cada personaje, presentando todo desde un punto de vista más objetivo.

Un juglar narrando y cantando

La Acción en una narración

Se trata de todos los acontecimientos y situaciones que ocurren durante la historia. Es importante que todos estos hechos se estructuren de tal manera que la narración sea coherente y no se pierda el hilo de lo que se está contando.

En una misma historia se pueden desarrollar diversas acciones, todo dependiendo de su extensión. En una fábula, por ejemplo, normalmente sólo ocurre una acción. Sin embargo, en una novela pueden estar transcurriendo diferentes acciones en distintos lados aunque todas estas deben converger en algún punto para que la historia tenga sentido.

Diferentes acciones de la narración

El Tiempo

Algo que nos permitirá seguir la o las acciones que ocurren dentro de una historia es el tiempo. Y cuando hablamos de tiempo dentro de una narración, hacemos referencia a diferentes aspectos:

El tiempo histórico: Aquel que nos permite situar a la historia en un espacio temporal determinado para ayudarnos a contextualizar los hechos que ocurren. Por ejemplo, si la historia se desarrolla en el viejo oeste o en un futuro distópico.

El orden temporal: Hace referencia al orden en el que ocurrieron los hechos. Puede ser de forma lineal, comenzando la historia desde su inicio, pasando por un desarrollo y posteriormente un final.

En otras ocasiones (menos comunes) se cuenta la historia con ciertas “rupturas en el orden cronológico” presentando, por ejemplo, hechos que ocurren en el pasado y en el presente de forma indistinta hasta llegar a la conclusión.

El tiempo de la historia: Básicamente es la duración que tiene la misma, es decir, si dura un mes, un año, una semana, etc.

Un reloj que marca el tiempo de una narración

El Espacio en una narración

En resumen, es el lugar donde ocurren los hechos, donde se mueven los personajes y donde se desarrolla la acción. Este suele ser descrito, con más o menos detalles, por el narrador. Dependiendo de cada historia, puede haber solo uno o más espacios, y estos pueden ser reales o ficticios. Por ejemplo, la historia puede ocurrir dentro de un barco en el mar, o en distintas ciudades del mundo, o incluso en otros planetas o dimensiones alternas.

Mapa antiguo que simboliza el tiempo en la narración

Los Personajes de una narración

Una de las partes centrales de una buena historia son sus personajes, pues estos son los que ejecutan las acciones y sobre ellos recaen las consecuencias de la trama. Son quienes experimentan el mundo creado por el autor y contado por el narrador.

Existen muchísimos tipos de personajes y, dependiendo de la historia, estos pueden ser solamente humanos o (en algunos cuentos o fábulas) pueden ser animales, o hasta juguetes.

La importancia que cada personaje tenga para que la historia se desarrolle determinará su categoría. Principalmente podemos distinguir entre dos tipos de personajes:

1.- Los personajes principales, quienes protagonizan la narración.

2.- Los secundarios, quienes nos ayudan a conocer más detalles del protagonista y sirven como apoyo para la historia.

En este curso aprenderás más sobre los personajes, la importancia de su desarrollo y cómo crearlos para las diferentes historias que quieras contar.

Personajes de una narración

Temario del curso:

1.- ¿Qué es una narración?

2.- Por qué son importantes los personajes de una narración

3.- ¿Cuáles son los tipos de personajes que existen?

4.- ¿Cómo se hace un arco de personaje?

5.- Cómo escribir tu personaje en 9 sencillos pasos.

6.- ¡Crea tu propio personaje! El resumen