fbpx

Cómo ayudar a un adicto al trabajo

Si deseas saber cómo ayudar a un adicto al trabajo (trabajólico), lo primero que debes hacer es no culparte. Esto sucede a menudo porque el workaholic lo hace para darle una mejor vida a su familia y si tú eres esa familia, podría carcomerte la culpa.

Para evitar lo anterior, debes comprender que esto es una enfermedad y como tal, no hay culpables.

Lo segundo que debes hacer es conocer las características de un adicto al trabajo. Así que si quieres saber si tú eres un trabajólico o si alguien de tu familia lo es, tienes que ver este video:

Como te habrás dado cuenta, los rasgos comunes son fácilmente identificables, como la incapacidad de tomar descansos o no rechazar el trabajo extra. El problema es que muchas veces, por la época tan exigente que vivimos, estas pueden ser consideradas como virtudes, como la esencia de un “ganador”, pero esto no es más que la explotación de un sistema complejo sobre el trabajador; y es que: ¿a qué jefe no le gusta tener a un empleado que nunca se queja, llega temprano, no sale ni a comer, no descansa y se va hasta tarde? (No a un buen jefe, pero ésta es otra cuestión).

El tercer paso es cambiar la rutina de forma urgente. Esto es un paso de terapia conductual, donde en lugar de hacer un análisis profundo de por qué hacemos lo que hacemos, damos un cambio en lo externo para cambiar lo interno (claro, esto es una simplificación, pero básicamente así funciona). La idea es que en lugar de trabajar doce horas, se ponga un límite, por ejemplo: no se trabaja después de las siete de la noche.

Cómo ayudar a un adicto al trabajo, incluso si eres tú

Hace tiempo conocí a un fotógrafo que trabajaba 15 horas al día, de pronto se dio cuenta de que era una enfermedad y comenzó a tomar clases de salsa. Ahora, todos los días, sin importar que esté a la mitad de un retoque de su obra maestra, cuando suena la alarma de las siete se cambia de zapatos y se va a su clase. Sobra decir que es el más feliz.

Observa este video para saber qué hacer en caso de que tú o alguien cercano sea workaholic o esté cerca de convertirse en uno: