fbpx

11 Técnicas de Comunicación Asertiva

Cuando entendemos que vivimos en un mundo que alberga infinidad de realidades (hablando de puntos de vista y percepciones, no de multiversos :P), podemos empezar a analizar de mejor forma nuestras formas de comunicarnos y de entablar relaciones. En este propósito los diferentes orígenes, contextos, valores y metas de cada persona importan al momento de conectar con ellas y como entendemos lo que nos están diciendo. Para mejorar en este ámbito nos servirá desarrollar las técnicas de comunicación asertiva.

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación asertiva, como habilidad social de relación, es una forma de expresión consciente, mediante la cual se manifiestan las ideas, deseos, opiniones, sentimientos o derechos de forma congruente, clara, directa, equilibrada, honesta y respetuosa, sin la intención de herir o perjudicar, y actuando desde una perspectiva de autoconfianza.

Otros estilos de comunicación, como el estilo pasivo, el estilo agresivo, e incluso el estilo pasivo-agresivo, se fundamentan en ideas erróneas, no aceptan sus limitaciones y no respetan a los demás o a sí mismos. Además de ser muy poco eficaces.

Comunicación Pasiva

Las personas con un estilo pasivo en su comunicación e interrelaciones sociales se caracterizan por la mantenerse en un estado de sumisión, pasividad, en un un lugar donde se sientes cómodas, relegando (por lo menos en apariencia) sus propios intereses, sentimientos, derechos, opiniones y deseos.

Comunicación Agresiva

El estilo agresivo, por el contrario, se caracteriza por no respetar los derechos, sentimientos e intereses de los demás, e incluso puede ser ofensivo, provocador o humillante. Las personas que se comunican de forma agresiva solo consideran sus propio

s derechos y dejan de lado los sentimientos de los demás lo que, por supuesto, perjudica la comunicación. 

hombre en comunicación agresiva

El abuso verbal y no verbal es un tipo de violencia que no deja rastro físico, al principio, pero son muy dolorosos y difíciles de recuperar.

Comunicación Pasivo-Agresiva

Cuando la comunicación de una persona es pasiva-agresiva, aunque parece pasiva en la superficie, actúa sutilmente enojada. Trata de controlar a los demás mediante el sarcasmo y la comunicación indirecta, o evitando el diálogo. No considera los derechos, necesidades o sentimientos de los demás, difunde rumores y sabotea los esfuerzos de las otras personas. 

Si adoptas un estilo de comunicación pasivo-agresivo es porque evitas la conversación, te alejas o te quedas callado, y en el fondo sientes rabia y descargas tu ira de forma sutil o indirecta. Posiblemente sea difícil para ti expresar tu rabia o lidiar de forma directa con las situaciones y personas que te molestan, y al quedarte callado te llenas de resentimiento. Te pones en un papel de víctima que cree que no puede defenderse de forma directa, así que saboteas de manera indirecta.

Los derechos en la comunicación asertiva

Un estilo de comunicación asertiva será útil y funcional para hacer valer nuestros derechos, manejar conflictos, conducir situaciones de negociación con habilidad, establecer y mantener conversaciones con diferentes personas y en diferentes contextos; asimismo favorecerá el proceso de tomar decisiones, solicitar cambios de conducta en otras personas, ser directo con lo que se quiere expresar sin ofender y asumir riesgos calculados.

persona con comunicación agresiva

La asertividad parte de la premisa de que todos tenemos unos derechos asertivos, veamos algunos de ellos.

Derecho a…

  • Cometer errores y a equivocarnos
  • Aceptar los sentimientos propios o ajenos
  • Tener nuestras propias opiniones, creencias y convencimientos
  • Criticar y protestar por un trato injusto
  • Reprochar el comportamiento de otros
  • Interrumpir y pedir una aclaración
  • Intentar un cambio
  • Pedir ayuda
  • Ignorar a los demás
  • Decir “no”
  • No responsabilizarnos de los problemas de otros
  • Cambiar lo que no nos resulta satisfactorio
  • Responder, o no hacerlo
  • Rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta
  • No justificarnos ante los demás
  • Cambiar de opinión, idea o línea de acción.
  • Pedir lo que se quiere

Técnicas de comunicación asertiva

Al tener en cuenta toda la información que acabamos de mencionar, procederemos a aprender diez formas de mejorar nuestras habilidades a la hora de comunicarnos y que son de suma importancia de desarrollar al momento de relacionarnos. 

Estas técnicas te serán de gran ayuda para poder comprender mejor lo que las personas tratan de decirte, pero sobre todo, te auxiliarán para poder expresar de mejor manera tus sentimientos, ideas y opiniones. 

Escucha Activa

Saber escuchar es una habilidad de comunicación básica, pero, aunque parezca simple, no todo el mundo la tiene. Muchas veces sólo oímos en vez de escuchar, y otras, nos escuchamos a nosotros mismos en vez de escuchar al otro con una actitud correcta. 

La escucha activa, tal y como su nombre indica, significa escuchar activamente, es decir, con atención plena. En otras palabras, hay que prestar atención con los cinco sentidos. La escucha activa hace referencia a atender no solamente a lo que la persona dice, sino también a los sentimientos, ideas o pensamientos que el individuo expresa.

Empatía

La empatía es importante para comprender al otro. De hecho, la empatía es una de las habilidades sociales más importantes, porque es necesaria para convivir con los demás. Aunque no estés totalmente de acuerdo con un compañero de trabajo, con un empleado o con un amigo, es necesario entender su punto de vista, porque también tiene sus necesidades. Además, ponerte en el lugar del otro te ayuda a la hora de enviar un mensaje más claro y más efectivo.

Ya que diste el paso anterior, ahora ten en cuenta que no sólo se trata de ponerse en el lugar del otro, sino de entender al otro, ya que si sólo te quedas en el primer paso, tal vez no logres entenderlo, porque tienen diferentes formas de reaccionar ante las mismas situaciones, por las experiencias que han vivido cada uno.

Validación Emocional

Es el dar la aceptación y el feedback para comunicarse mejor. Porque cuando tenemos a otros delante es necesario escuchar sin juzgar y es un requisito indispensable comunicar a la otra persona que se le ha entendido. 

Dos personas abrazándose en validación emocional

La validación emocional mejora la comunicación puesto que el otro interlocutor se siente reconocido y comprendido, y así incrementa la verbalización de lo que piensa. La validación emocional tiene un efecto positivo pues crea un ambiente de confianza. Decirle a la otra persona que le has entendido, demostrarle que le has estado escuchando y dejarle claro que respetas su opinión son suficientes para crear un entorno comunicativo propicio.

Postura Corporal

La postura corporal, el contacto visual o los gestos también comunican. Estar relajado y transmitir lo que intentamos decir puede maximizar el mensaje que queremos enviar a los demás. Un estudio llevado a cabo por Albert Mehrabian afirma que en una conversación cara a cara, el componente verbal es un 35% y más del 65% es comunicación no verbal.

Resolución de Conflictos y Negociación

El conflicto es inevitable en cualquier relación, y aprender a manejarlo y a negociar es una manera sana y esencial para hacer que las relaciones funcionen. Algunos individuos prefieren no afrontar los conflictos para evitar el malestar que pueden generar. Esto solo provoca resentimientos y malos entendidos.

La habilidad de resolver conflictos de manera eficiente requiere una actuación calmada, no defensiva y respetuosa. Cuando uno controla sus propias emociones, es posible comunicar las propias opiniones sin amenazar o atacar a los demás.

Modulación Verbal y Vocal

Uno de los elementos básicos de un buen comunicador es cómo suena frente a los demás. Hablar en voz demasiado baja o en voz alta, arrastrar las palabras, o utilizar demasiados términos de relleno como “ah “, “eh” o “um”, puede causar que el mensaje y la conexión con el interlocutor se pierdan.

Por tanto, es necesario ser claro, utilizar ejemplos concretos, tener una buena capacidad de improvisación, vocalizar correctamente, considerar los tiempos, y en definitiva expresar adecuadamente lo que tenemos en mente para conectar con nuestro interlocutor.

Leer y Escribir

Leer y escribir son importantes para comunicarnos. La lectura posibilita el desarrollo intelectual y, como función cognitiva, permite acceder a los avances tecnológicos, científicos y de la información. Por tanto, ayuda a comprender mejor la realidad, y ser lectores habituales nos da las herramientas necesarias para ser capaces de dialogar críticamente.

Respecto a la escritura, no siempre tenemos que comunicarnos de forma oral, pero es importante tener un buen dominio de la comunicación escrita. En la actualidad, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han irrumpido con fuerza en nuestras vidas. Escribir una carta de presentación para seducir a un reclutador si queremos un puesto de trabajo o enviar un correo electrónico a una empresa para quejarnos de su servicio requieren de esta habilidad.

Respeto

Las personas están más abiertas a comunicarse si mostramos respeto hacia ellas y sus ideas. Acciones simples como usar su nombre o tutearle, tener contacto visual que indique sinceridad, y reflejar la escucha activa hace que la otra personas se sienta respetada y tenida en consideración. 

En una relación de pareja, por ejemplo, un bonito gesto o señal de afecto pueden detener casi instantáneamente una situación tensa y negativa y devolver la relación a un buen cauce para la comunicación positiva y afectiva.

Solvencia Emocional

La solvencia emocional se refiere a la capacidad que tenemos de enfrentarnos a situaciones de tristeza, ira, desilusión, etc., sin que nos afecte demasiado. Puedes imaginarlo como la cantidad de dinero que tienes cuando tienes un imprevisto. Si tienes el suficiente dinero, no tendrás problemas, pero si no lo tienes…

La solvencia emocional nos sirve en la comunicación asertiva ya que nos ayudará a “no engancharnos” en una posible discusión y a ver la situación con objetividad.

Persuasión

La persuasión es una herramienta de comunicación clave, especialmente en el mundo de los negocios, porque transforma ideas, creencias, actitudes y comportamientos, e intenta satisfacer las necesidades de ambas partes. Suele tener mala fama, porque, de forma equivocada, puede confundirse con la manipulación (hacer algo en contra de tus intereses). La persuasión es la base de cualquier negociación exitosa.

Credibilidad

Si pensamos en el punto anterior, es imposible persuadir a una audiencia si no demostramos credibilidad y autoridad. La credibilidad genera confianza, y, como ocurre con el respeto, la confianza es una gran aliada de la comunicación. Las personas están más receptivas cuando hay confianza. Por eso es necesario que seas coherente con lo que dices y lo que haces. Por ejemplo, que haya sintonía entre tu comunicación verbal y no verbal.

Persona con credibilidad

Ahora que conoces las ventajas, desventajas y puntos claves para una buena comunicación, tenemos plena confianza en que podrás ponerlos en práctica de la mejor forma y así empezar a formar mejores puentes de comunicación. A continuación, veremos qué tipo de sabotajes o formas de aproximarnos a una persona durante una conversación pueden resultar contraproducentes.


Temario del curso:

Introducción: qué es la comunicación

Elementos y funciones de la comunicación

Tipos de comunicación

Uso correcto de la comunicación verbal y no verbal

El principio de cooperación

11 técnicas de Comunicación asertiva

12 Barreras de la comunicación

Tips para comunicarte mejor

Importancia de la comunicación efectiva