fbpx

HISTORIA DE LOS GATOS

DIOSES FELINOS - Desde el antiguo Egipto hasta tus brazos

DIOSES FELINOS

Sean todos bienvenidos. En este curso online aprenderemos sobre la historia de uno de los animales de compañía más importantes en la vida humana, los gatos.

Conoceremos también las leyendas, los mitos, los nombres de gatos mitológicos y la relación entre esta maravillosa especie y el ser humano. ¡Comencemos!

Los gatos. Su relación histórica con los humanos

La verdadera historia de los gatos. ¿Quién es el ancestro del gato?

Hace 40 millones de años, merodeaba la Tierra el felino Dinictis, el cual no era muy distinto del lince y el gato doméstico. Se extendió por América del Norte y, con el pasar de los años, la evolución se encargó de perfeccionar a Dinictis.

Del otro lado del mundo, en el área limítrofe entre Europa, Asia y África, habitaba el pequeño Felis Silvestris. Para el año 7500 a.C., los humanos se percataron de que este pequeño felino tenía grandes habilidades de cazador, lo cual podía resultar beneficioso para las cosechas que eran asediadas por las ratas. Aquí comienza la domesticación y la relación oficial entre el gato y el humano.

Mira este hermoso video que habla sobre el origen de los gatos.

Los gatos en Egipto

¿Por qué los gatos eran sagrados en Egipto? Bastet, ¿diosa de qué?

El gato era el animal más importante para los egipcios, no sólo por su entorno espiritual y religioso, sino también por su capacidad de mantener al margen a las plagas de ratas y víboras.

Los gatos machos se consideraban los representantes de Ra y se llamaban Mau, que es una derivación fonética del maullido de los gatos.

Por otro lado, la madre divina Isis era venerada en cualquiera de sus manifestaciones, pero la más importante de todas era su representación felina Bastet.

Bastet era la patrona de los niños. En la zona noreste de Egipto, existía una ciudad muy importante llamada Bubastis. Esta ciudad sagrada fue fundada para honrar a los gatos y a su patrona Bastet.

En contraposición a Bastet, estaba la diosa Sekhmet, hija de Ra, Diosa Leona de gran fiereza. Su tarea era destruir con llamas a los enemigos de los dioses. Sekhmet era sumamente respetada y venerada, ya que era la proveedora de protección, fuerza y sanación.

Los gatos en Asia. China, Japón e India

Gatos mitológicos. Li Shou. Dios gato hindú. Gatos demonios

Para el año 27 a.C., el comercio con China había aumentado. No pasó mucho tiempo para que las calles estuvieran repletas de estos animales.

El asombro y el agradecimiento que sintieron los chinos hacia los gatos influyó en la aparición de una nueva deidad: Li-Shou. Este dios, que era un pequeño gato, fungía como protector de las cosechas y la fertilidad.

Se cree que los gatos llegaron a Japón en el año 999 d.C., como un regalo por parte del Imperio Chino. Los gatos empezaron a multiplicarse en el Palacio Imperial; posteriormente, fueron distribuidos entre los ministros, luego dentro de las clases altas y, por último, la mayoría de los hogares japoneses tenían su propio gato.

Los japoneses creían en los Bakenekos, una especie felina con habilidades sobrenaturales. Había bakenekos malignos y bakenekos benévolos.

En cuanto a los gatos en la religión hindú, estos ocupan un lugar importante, pues se obliga a cada familia a dar casa y comida a al menos un gato; además, a lo largo del día se deben realizar 5 sacrificios y uno de ellos es, precisamente, compartir el alimento con un animal. Después de las vacas sagradas, los gatos se distinguieron por su independencia y capacidad de conseguir alimento por sí mismos.

Mira este hermoso vídeo sobre la historia de los gatos en Asia.

Gatos en el Budismo. Gatos en el Mahometismo

Gatos criaturas míticas. Buda y los animales. El gato de Mahoma

Los animales han sido siempre respetados y queridos en el budismo, pero los gatos han ocupado un lugar muy especial. Son considerados animales místicos, capaces de comunicarse con el mundo espiritual. Cuenta la leyenda que mientras Buda se encontraba meditando, un gato se acercó y se quedó dormido sobre su túnica, para no molestarlo, Buda decidió cortar el pedazo de tela donde dormía tranquilamente el felino.

En Tailandia, se encontró una colección de manuscritos conocidos como “Tamra Maew”, que significa “El libro de los poemas del gato”. Estos escritos detallan las razas felinas que se conocían en aquella época y explicaban el poder místico o curativo de cada especie.

Se cree que el profeta Mahoma, quien nació en el año 569 d.C., en La Meca llegó a tener hasta 9 gatos en su casa al mismo tiempo, pero era una gata muy especial la que lo acompañaba a todas partes, se llamaba Muezza.

Mahoma describía a los gatos como “un animal limpio, un animal del paraíso”.

Gatos en Europa

Gatos en la mitología Nórdica. Gatos legendarios. Gatos criaturas míticas. Historia de los gatos griegos

Los griegos apreciaron enormemente a los gatos y tenían la creencia de que fue la diosa Artemisa quien creó estos seres.

El respeto de los campesinos hacia los felinos los llevó a la creencia de que Deméter, diosa de la agricultura y personificación de la Tierra, en ocasiones tomaba la forma de un gato, para así ayudarlos a proteger las cosechas.

Los gatos llegaron a las islas británicas gracias a la expansión del imperio Romano en esa zona, en el siglo II d.C.

En Irlanda, los campesinos tenían la creencia de que la diosa Cerridwen, responsable del espíritu del grano, también tomaba la forma de un gato para proteger las cosechas.

En 1096, inició la primera cruzada en contra de los musulmanes. Los cruzados se encontraron con los gatos que ya habitaban en Medio Oriente y empezaron a llevarlos de regreso a sus naciones de origen.

En tierras nórdicas, se creía en la diosa Freyja, representante del amor, la belleza y la fertilidad. Se dice que el dios Thor le regaló a Freyja un par de grandes gatos para que tiraran de su carroza y fueran sus consejeros de batallas.

Mira el vídeo que hicimos para ti sobre los gatos en Europa.

Los gatos y Jesús

Gatos en la Biblia. Historias de felinos en la Biblia

¿qué pasa con la historia de los gatos en la Biblia? 

Se dice que, en su vida cotidiana, Jesús era una persona cariñosa y respetuosa de todos los seres vivos. Existen varios escritos y mitos sobre los gatos que existieron en la vida de Jesús.

En los apócrifos de la Natividad y de la infancia, se cuenta que, en la cueva donde nació Jesús, se encontraba una gata que también acababa de parir a sus crías. Uno de los gatitos se acercó al bebé y se acurrucó junto a él. Se cree que este felino vivió toda su vida al lado de Jesús. Se le conoce como el gato navideño.

Se cuenta también que Jesús fue protector de los leones, al darles su bendición y protección para que ningún humano los dañara.

En el Evangelio de los Doce, se narra que Jesús, cuando ya era adulto, vio cómo un grupo de jóvenes torturaban a un gato. Confrontó a los chicos, salvando la vida del gato.

La gente no entendía por qué amaba tanto a los animales y él les dijo que todos eran sus hermanos, de modo que tenían la obligación de alimentarlos, protegerlos y quererlos.

Gatos en la Era Oscura. Brujas e Inquisición

¿Por qué los gatos son demonios? ¿Por qué los gatos negros dan mala suerte? ¿Por qué los gatos son asociados con las brujas?

En 1208, el papa Inocencio III declaró el inicio de la cruzada Albigense, en contra de cristianos heréticos.

Si bien este grupo adoptó principalmente el cristianismo, no dejó de lado a los dioses paganos. Una de esas diosas era Freyja, que era representada por un gato. Inocencio III mandó destruir todas las ciudades donde se practicara esta doctrina, así que proclamó a los albigenses como herejes y, dado  que los gatos estaban cercanamente ligados a ellos, los declaró un animal impío, como el brazo de Satán.

Se persiguió no únicamente a los herejes, sino también a cualquier persona que tuviera un gato o conviviera con uno de ellos.

Al ascender Gregorio IX al poder como nuevo vicario de Cristo, en al año 1227, retomó las ideas de Inocencio III y en el año 1231 instauró las ideas de La Inquisición. Los herejes fueron nuevamente perseguidos y de nuevo los gatos fueron proclamados como la encarnación del mal.  Aunado a esto, dicha ideología aseguraba que los gatos eran utilizados en actos de brujería y que los hechiceros podían transformarse en felinos. Debido a estas creencias, empezaron a nacer mitos sobre los felinos, el más popular enunciaba que la forma favorita del Diablo era la del gato.

Por otra parte, el color negro se asoció con la noche y la oscuridad. Al ser considerado un color asociado al mal y lo diabólico, los gatos negros fueron los más perseguidos por la iglesia.

Gatos en América

Gatos adorados como dioses. Dios gato maya. Gatos en la mitología azteca. Felinos americanos. Dioses precolombinos

Los gatos en América

Fue hasta inicios del siglo XVII d.C. que la expansión felina por América oficialmente inició. La relación de los habitantes americanos con los grandes felinos se remonta a varios siglos atrás.

Los pumas habitaron el continente americano en toda su extensión Y su interacción con las diferentes culturas fue de respeto y admiración. Para el siglo XIII d.C., , los pumas ya formaban parte importante de la vida de la civilización inca. Su fuerza e inteligencia los impresionó, a tal grado que los representaron numerosas veces en cerámicas y pinturas y los asociaron con Huiracocha, el dios creador. Estos felinos eran considerados guardianes y defensores durante los tiempos difíciles.

Los poblados nativo americanos consideraban a los pumas intermediarios entre nuestro mundo y el siguiente después de la vida, al creerlos capaces de comunicarse con el más allá y proteger esa conexión.

Desde el siglo XIII a.C., los jaguares jugaron un papel importante en la religión de las antiguas civilizaciones precolombinas.

En la zona costera del Golfo de México, en el año 1200 a.C., la cultura Olmeca tenía la creencia de que el jaguar había jugado un papel importante en la creación del universo, incluso creían que eran sus descendientes directos.

Al igual que los olmecas, los mayas creían que el jaguar era responsable de la creación y que los nobles descendían directamente de él. Se creía que la deidad Ek Balam, que significa jaguar oscuro o jaguar estrella, surcaba el cielo nocturno, que a la vez era considerado el inframundo, y lo iluminaba con estrellas que eran las manchas de su pelaje.

En la mitología azteca se creía que los muertos debían atravesar una serie de pruebas antes de llegar a su destino final: el Mictlán. Una vez que habían logrado pasar las pruebas y se habían desprendido poco a poco de su cuerpo terrenal, en la entrada del inframundo los aguardaba un enorme jaguar que removía lo último que quedaba de su cuerpo: su corazón era devorado y dejaba al difunto libre de cualquier atadura terrenal.

Por la fuerza y astucia que lo representa, este animal fue adoptado por los guerreros provenientes de las clases sociales bajas de la civilización azteca quienes portaban pieles de jaguar porque creían que así la fuerza del animal los ayudaría en la batalla.

Los gatos en nuestra vida cotidiana

Gatos hogareños. Lugares de gatos

La historia de los gatos está lejos de terminar. Actualmente, se estima que hay casi 600 millones de gatos en el planeta,  pero en realidad esta no es una cifra confiable, pues no se puede tener un registro preciso de todos los gatos que viven de manera salvaje en todo el mundo, pues se han transformado en uno de los principales animales de compañía.

Es casi un hecho que tanto el carácter de los gatos, como su independencia y nuestra incapacidad de domarlos al cien por ciento les ha causado problemas, pero a la vez, es gracias a su personalidad que los gatos han sido fuente de admiración, respeto e inspiración. Hay lugares que incluso son exclusivamente de su propiedad. Un ejemplo es la isla Aoshima, en Japón, mejor conocida como “La isla de los gatos”. En esta pequeña isla pesquera, la población de menos de 20 personas es ampliamente superada por la población felina, que rebasa los 120 miembros.

Al sur de Florida, en Key West, Estados Unidos, se encuentra la casa que habitó el escritor Ernest Hemingway. Se sabe que era un gran amante de los gatos y a la fecha estos animales sobrepasan los 50 miembros, quienes no solo habitan la casa del escritor, sino que también son los dueños de esta y tienen a su disposición a un grupo de empleados humanos.

Gatos por doquier

¿Cómo es vivir con un gato? Quiero saber todo sobre los gatos

A pesar de todo lo que hemos aprendido, la información y la historia sobre los gatos es vasta, pues ellos están presentes en todas partes.

Los misterios alrededor de los gatos son incontables, no importa cuánto los  estudiemos  o cuánto nos esmeremos en analizarlos y entenderlos, siempre conseguirán asombrarnos y hacer algo nuevo cada día.

Si quieres aprender sobre muchos temas y de forma gratuita, haz clic aquí.