fbpx

Menús de configuración en el Panel de Administración

Invierno I: Año Nuevo y La Noche de Epifanía

¿Por qué se celebra el año nuevo? 

Antiguamente, el inicio del nuevo año, o de ciclo, se celebraba entre los meses de marzo y abril, dado que en esta época ocurren la mayoría de los cambios de clima. Los antiguos poblados del Medio Oriente, entre ellos Irán, Irak e India, celebraban el año nuevo a finales de marzo y los antiguos romanos solían hacerlo el primer día del mismo mes.

Fue hasta el año 46 a.C. que el emperador Julio César, asesorado por el matemático Sosígenes, remodeló el calendario y extendió la duración de un año a 445 días, para hacer concordar el inicio del año al primero de enero.

Emperador Julio César

Esta nueva fecha sobrevivió tras la nueva reforma que hizo el Papa Gregorio XIII, en el año 1582 d.C., dejando como nuevo calendario el que utilizamos actualmente. Esto significa que la celebración moderna de Año Nuevo, que ocurre en la noche del 31 de diciembre, es bastante reciente.

Papa Gregorio XIII

A pesar de que  desde el año 153 a.C., el festejo oficial de año nuevo que celebrarban los antiguos romanos era durante marzo, en el primero de enero se hacían festejos, tanto políticos como agrícolas. Donde se celebraba, por ejemplo, el inicio de labores de los nuevos magistrados. Era un día solemne y una gran cantidad de personas se juntaba en el Capitolio para ser parte de esta celebración. Mientras tanto, en los campos se realizaban festividades por el final de las labores agrícolas, y todos los que no eran partícipes de las ceremonias solemnes que se llevaban a cabo dentro de la ciudad, iban a los bailes y bebían alegremente por el inicio de esta temporada de descanso.

Todas las festividades se hacían en honor a Jano, Dios de los comienzos y regente del pasado y del futuro. Es por esto que a este periodo se le llamó Ianuarius, palabra que eventualmente derivó en Enero.

¿Qué es la Epifanía?

Nuestra siguiente festividad invernal es la Epifanía, palabra que deriva del griego epiphaneia y significa “manifestación”, o como se le conoce mejor: la Noche de Reyes. Esta festividad está muy ligada a las antiguas celebraciones paganas, pues en varias culturas orientales se fijaba el nacimiento de una deidad llamada Aión Dionisos, el día 6 de enero. En Alejandría, Egipto, desde el siglo IV a.C. se celebraba con gran júbilo el nacimiento de este dios, el nuevo sol. Esta antigua deidad era representada por un pequeño niño resplandeciente que regía cada ciclo anual. En Alejandría, estas festividades se llevaban a cabo en los templos dedicados a Koré, la diosa virgen que cada año daba a luz a Aión

Dios Griego Aión

Cuando la religión cristiana comenzó a cobrar importancia y se hizo necesario imponer los ideales que esta profesaba, algunos se propusieron tomar elementos de diferentes religiones antiguas para que los evangelizados no percibieran tan violentamente la imposición del nuevo dogma. Es así que, por un tiempo, se consideró que el nacimiento de Jesús concebido por una virgen había sido el día 6 de enero, pero eventualmente, esta fecha cambió y el 6 de enero pasó a ser la fecha en la que el niño Jesús fue presentado ante el mundo.

Los Reyes Magos, o Los Tres Sabios, han cambiado con el tiempo. Su existencia no ha sido comprobada, puesto que en los relatos bíblicos se les menciona simplemente como los magos o los reyes que llegaron de las islas del Océano Índico y presentaron obsequios para el niño Jesús. Hay leyendas que narran que entre los años 27 y 22 a.C. llegaron tres embajadores de la India al Imperio Romano para establecer la conexión mercantil entre ambas zonas, pero ni las fechas ni la procedencia exacta de estos embajadores está 100% comprobada. 

La combinación de las leyendas de estos tres personajes, el nacimiento del Dios sol el 6 de enero y el sincretismo de la religión cristiana con las religiones paganas derivaron en el festejo del Día de Reyes

A pesar de que el ideal original se ha perdido y ha derivado en algo totalmente diferente, son celebraciones que han logrado unir a la gente. Sin duda el año nuevo es una festividad que ha cobrado mucha fuerza en los últimos siglos, sin embargo, siempre es interesante conocer el verdadero origen de esta celebración.

Temario del Curso de El Origen de las Fiestas

Entre lo Sacro y lo Profano: El Origen de las fiestas
Estaciones del año: Fertilidad, Cosechas, Muerte y Resurección
Invierno I: Año nuevo y La Noche de Epifanía
Invierno II: San Valentín, San Patricio y el Día de la Candelaria
Primavera I: Día de Pascua
Primavera II: Fiestas de la fertilidad, Día de las Madres
Verano: Día de San Juan
Otoño I: Halloween
Otoño II: Día de Muertos
Invierno… de nuevo: Navidad
El Ciclo de las Estaciones ha terminado