Personajes en el Storytelling

Los personajes en el storytelling son una parte vital de la historia, la cual tiene dos finalidades básicas: convencer o enseñar.

Antes de comenzar con la creación de personajes, te recomiendo pensar en lo siguiente:

Lo queramos o no, al ver un video, leer un libro u observar una publicación, comenzamos a analizar lo que sucede. Nuestra mente nos indica un sin fin de cosas, por ejemplo: al leer Romeo y Julieta, nos imaginamos a los personajes: si tienen ojos verdes, azules o cafés, su ropa, su voz. También pensamos en el contexto, por ejemplo, ¿por qué los Capuleto se pelearon con los Montesco? Si es un video, todo lo anterior lo tenemos muy claro, pero en este caso también comenzamos a hacer relaciones entre lo que estamos viendo y nuestra vida: ¿los personajes se parecen a mí o a alguien que conozco? ¿La situación que nos planteó el autor es creíble o, por lo menos, interesante?

Aunque no lo parezca, eso también es interpretación y para eso están hechas las narraciones: para ser interpretadas.

¿Cómo se realizan los personajes en el Storytelling

La construcción de la trama o arquitectura de una historia se puede hacer de tres formas básicas:

  • Primero creamos los personajes
  • Primero hacemos la trama
  • Construimos ambas cosas a la vez

En esta ocasión, analizaremos la construcción de personajes como primer paso, pero si tu estilo es otro, puedes utilizar este método de la misma forma.

Define sus características

Como los seres humanos, los personajes tienen formas de ser, de comportarse, de reaccionar, que los hacen diferentes unos de otros. Además, tenemos las características físicas, que terminan de definir cómo son los personajes.

Para realizar sus características, plantéate lo siguiente:

  • ¿Qué edad tiene?
  • ¿Cuál es su trabajo?
  • ¿Qué hace en su tiempo libre?
  • ¿Tiene pasatiempos?
  • ¿Tiene familia?
  • ¿Quiénes son sus amigos?
  • ¿Dónde vive?
  • ¿Cuál es su posición económica?
  • ¿Cuál es su último grado de estudios?
  • ¿Es feliz?
  • ¿Le gusta su vida?
  • ¿Fuma?
  • ¿Toma?
  • ¿Come mucho?
  • ¿Hace ejercicio?
  • ¿Es tranquilo?
  • ¿Le gusta la música?
  • ¿Cómo reacciona ante las adversidades?
  • ¿Es sociable?

En fin, aunque la lista podría ser infinita, no es necesario contestarla toda, porque con solo algunas preguntas, nos podemos hacer una idea bastante clara de su personalidad. Por ejemplo, si al contestar que ante la adversidad pensamos toma su almohada y se duerme tres días, ya con esto tenemos una visión muy clara de cómo es.

Otro medio de definir las características

La creación de personajes en el storytelling puede ser muy compleja y no siempre contamos con el tiempo necesario, por lo que existe un método mucho más sencillo, que puede serte de mucha utilidad

Busca en internet las características de las personas según su signo zodiacal. Suelen venir de esta forma:

Las características del signo del zodiaco Tauro incluyen ser persistente, práctico, confiable y seguro de sí mismo. También se caracterizan por ser personas muy tercas y testarudas, a menudo se aferran a sus opiniones y valores con firmeza. A menudo son personas muy materialistas y les gusta rodearse de lujos y comodidades. Son pacientes y trabajadores, y son capaces de alcanzar sus metas y objetivos a través de un esfuerzo sostenido. Sin embargo, también pueden ser posesivos y celosos en sus relaciones personales.

Ya con lo anterior, cuentas con información más que suficiente para construir tus propios personajes.

Los diálogos de los personajes en el Storytelling

Observa esta imagen:

Vamos a enfrentarnos a una realidad: los temas sobre los que a veces nos toca realizar cursos o publicidad no son siempre los más divertidos del Universo. Es más, algunos son tan aburridos que por eso buscamos nuevas formas de presentarlos y no dormir al estudiante.

Para evitar aburrir al público pongamos dos reglas para todos tus diálogos:

  • Entra tarde y sal temprano.
  • ¡No coloques todo el contenido en los diálogos!

¿Qué significa lo primero? Es muy simple. ¿Te has fijado que en las series o en las películas, cuando terminan una llamada telefónica, los personajes nunca se despiden? De seguro también te habrás dado cuenta de que nunca se saludan al entrar a una habitación. A esto es a lo que se le llama: entra tarde y sal temprano.

En otras palabras, la regla es simple: que tus personajes nunca se saluden y nunca se despidan. Esto significa que todo debe ser acción. En verdad, no hay nada más tedioso que un curso con el diálogo de la imagen anterior.

En cuanto a la segunda regla: es muy importante que los diálogos no se conviertan en un discurso de todo lo que deseamos que el estudiante comprenda. La conversación entre Juan y Amanda es aburrida por una simple razón: ¡no hay una historia detrás de ella! Por lo que debemos darle un contexto, crear personajes interesantes y sabes qué giros darle a la narración para que eso no te suceda.

Recuerda: queremos compartir conocimiento por medio de historias, no hacer diálogos aburridos que podría hacer cualquiera que no haya tomado este curso.

La curva de los personajes

Imagina que después de que él o los personajes que incluyas, después de haber vivido aventuras, aprendido conceptos… ¡sigan siendo los mismos! Eso implicaría que en realidad el contenido no fue importante en realidad. Es por eso que necesitamos de La curva de los personajes la cual ser refiere justo a los cambios en personalidad que tuvieron.

Es un error muy común pensar en curvas de personajes sólo para los protagonistas, pero esto no debe ser así, pues todos los personajes deben tener un cambio. Esto puede llegar a grandes extremos, por ejemplo, Robert Mckee, el autor del libro El guion, que ya te recomendamos, dice que debe haber una transformación de los personajes en cada escena. Esto significa que debe haber un conflicto por escena.

Esto tal vez sea demasiado para un curso en línea o para una pieza en publicidad, pero lo que sí es importante es que todos los personajes tengan su propia curva. 

Tipos de personajes

Podemos categorizar a los personajes por distintos criterios, como por su evolución (planos o redondos), su imagen (arquetípicos o estereotípico) o bien, la que analizaremos ahora:

Según su participación

Existen tres tipos, según esta clasificación:

  • Protagonistas (incluye al antagonista)
  • Secundarios
  • Terciarios

Ya que estos personajes son pensados para cursos en línea o para publicidad, lo mejor es solo utilizar el primer nivel y, en caso de ser necesario, el segundo. Los terciarios podrían hacer que nos perdamos en una historia compleja que tal vez no sea necesaria.

Truco para crear personajes en los Cursos en línea

Si no deseas pasar por todo el proceso de creación de personajes, puedes utilizar a los personajes arquetípicos. Los cuales, aunque no lo creas, los conoces y muy bien.

Un personaje arquetípico es aquel que ya tiene sus características muy definidas, pero no solo para el autor, sino para el público, por lo que no hay que hacer demasiadas explicaciones. Algunos de los más comunes son:

  • el héroe
  • el sabio
  • el explorador
  • el inocente…

Pero es que hay muchos más, por ejemplo, todos sabemos cómo se comportaría una princesa al estilo disney (aunque esto afortunadamente ya está cambiando) o un casanova. Es más, hasta podemos usar a los personajes de los pitufos o de los enanos de Blanca Nieves.

Aunque estos personajes son muy útiles, ten mucho cuidado en su uso, ya que son personajes planos, es decir, que no tienen una curva de personaje, por lo que no te lo recomiendo como personajes principales, o bien, que no sean arquetípicos del todo, por ejemplo, podría ser un protagonista enojón, pero que con el paso del tiempo y el aprendizaje obtenido, deje de serlo.

bonus new member

slot bet 100

judi bola

situs judi bola

judi bola

slot mahjong

situs judi bola

slot qris

situs judi bola

situs judi bola

https://www.anisraza.com/mezquitagin/judi-bola/