Menús de configuración en el Panel de Administración

Primavera I: Día de Pascua

Primavera y Día de Pascua

¿Qué es la Pascua? 

Desde el siglo VI a.C., o incluso un poco antes, proliferó la creencia de que todo buen sacrificio debía tener derramamiento de sangre, puesto que esta representa vitalidad y renovación. En la mayoría de las civilizaciones antiguas se creía que las deidades, en especial las responsables de la agricultura, debían sufrir un martirio, derramar su sangre y con su muerte dar vida a la tierra, llenándola de fuerza y nueva vida. En las antiguas civilizaciones hebreas, durante el mismo siglo, también se celebraba el mes de Nisán, que significa “retoño” o “primer brote”. Durante este mes, el rey, considerado el representante del dios supremo en la Tierra, era quien debía derramar su sangre en favor del pueblo. 

Rey Hebreo Nisán

El papel de la Tierra, que ve a los dioses derramar su sangre, fue representado siempre por una diosa virgen, la madre del dios que se sacrifica. En Egipto, estos dioses eran Isis y su hijo Osiris; en Siria, Anat y su hijo Aleyan Baal; en Babilonia, eran Tammuz e Ishtar; mientras que en Sumeria eran Inanna y su hijo Dumuzi. Sin embargo, fue la creencia griega, donde la diosa Venus veía morir a su hijo Adonis (el cual se mantenía siempre joven), la que tuvo mayor influencia en la posterior Semana Santa cristiana. 

Diosa romana Venus

La palabra Pascua proviene del hebreo y significa pasión. En todas estas culturas, las creencias del sacrificio, la muerte y la eventual resurrección del dios tenían su origen en el ciclo de la agricultura. Actualmente, la Pascua es celebrada en la mayoría del mundo, en honor al martirio, sacrificio y resurrección de Jesús, considerado hijo del único Dios, cuyo significado de su sacrificio derivó en la salvación de las almas de todas las personas.

Origen de los huevos de Pascua

En algunos países se celebra la tradición del conejo de Pascua, quien esconde huevos adornados con gran colorido para que sean encontrados por los niños. Es posible que el origen de esta actividad se remonte a las primeras civilizaciones africanas (en especial la egipcia) en el siglo XXXI a.C., donde se acostumbraba colocar huevos de avestruz hermosamente decorados en los ritos funerarios. El huevo siempre ha sido considerado un símbolo de vida y fertilidad.

Huevos de Pascua

Por otra parte, el conejo de Pascua tiene su origen en el siglo VI d.C. en las civilizaciones anglosajonas, donde el conejo era un símbolo de fertilidad asociado con la diosa Easter, representante de la fertilidad y la sexualidad. Cuenta la leyenda que, en el sepulcro donde pusieron el cuerpo de Jesús, habitaba un conejo que observó todo lo acontecido. Cuando Jesús resucitó, el conejo, asombrado por haberse dado cuenta de que se trataba del hijo de Dios, decidió dar aviso a todos del feliz acontecimiento dejando huevos coloridos por el camino, símbolos de vida y alegría, para que supieran que Jesús había vuelto.

Diosa Easter Día de Pascua

El significado de la pascua, con modificaciones y otras intenciones, ha logrado perdurar, pues es la celebración de una nueva vida, la regeneración y la salvación. En este corto, pero útil video te dejamos un resumen sobre el Día de Pascua.

Temario del Curso del Origen de las Fiestas

Entre lo Sacro y lo Profano: El Origen de las fiestas
Estaciones del año: Fertilidad, Cosechas, Muerte y Resurección
Invierno I: Año nuevo y La Noche de Epifanía
Invierno II: San Valentín, San Patricio y el Día de la Candelaria
Primavera I: Día de Pascua
Primavera II: Fiestas de la fertilidad, Día de las Madres
Verano: Día de San Juan y las fiestas de la cosecha
Otoño I: Halloween
Otoño II: Día de Muertos
Invierno… de nuevo: Navidad
El Ciclo de las Estaciones ha terminado