Menús de configuración en el Panel de Administración

Storytelling: la magia de enseñar y vender por medio de historias en el 2023

Un mundo nuevo, un camino jamás explorado, la magia de años de experiencia al alcance de los estudiantes… ¡Esto es el Storytelling!, pero vamos a analizar lo más a fondo.

¿Qué es el Storytelling?

El término Storytelling está, claramente, escrito en inglés y es muy fácil dejarnos ir por su definición sencilla: Story – historia / telling -contar. Así, quedaría algo como contar historias… y pues no es así, o por lo menos, si queremos usar el storytelling de forma profesional, no podemos quedarnos con esta definición simplista.

Más abajo hablaremos de sus características, lo que te permitirá comprender mucho mejor este concepto, pero podemos aventurarnos a decir que…

El storytelling es el camino que utilizan tanto los divulgadores de ciencia, los expertos en marketing, los diseñadores instruccionales, los creadores de cursos, etc. para relacionar el contenido que quieren hacerle llegar a su público, por medio de una historia que se relaciona, de alguna u otra forma, con el mensaje que quieren transmitir.

Por tanto, el storytelling incluye:

  • El análisis del contenido
  • La búsqueda de puntos relevantes para relacionarlos con una historia
  • La construcción de la historia
    • Personajes
    • Arquitectura y trama
    • Inclusión del contenido temático
  • Implementación de la historia (dónde se cuenta y cómo)
  • Evaluación

Ya con esta definición, podemos establecer definiciones según la utilidad que le daremos, es decir, si es para enseñar o para convencer.

Qué es el storytelling en publicidad

Es la construcción de un mensaje (corto o largo) que tiene la intención de vender, convencer o atraer al público objetivo, por medio de una historia relacionada con éste.

Qué es el storytelling en educación

Es creación e implementación de una historia que permita facilitarle a los estudiantes el acercamiento a su proceso de enseñanza – aprendizaje.

¿Cuándo surgió el storytelling?

Algunos autores dice que surgió con Steve Jobs, otros que en general en la década de los ochentas, pero la realidad es que esto solo es el término, ya que que desde que los humanos tenemos la capacidad de comunicarnos, hemos contado historias para transmitir la información y el conocimiento.

Lo anterior no se limita a la transmisión por medio del lenguaje hablado o escrito, sino al lenguaje pictórico por medio de pictogramas. Narrar cómo se atrapó un búfalo por medio de dibujos, ya es una historia que tiene un fin, por tanto, ya podemos hablar de storytelling en forma.

¿Por qué usar storytelling en la educación y la publicidad?

Esta pregunta la podemos abordar desde distintas áreas de conocimiento y muchos niveles, pero vamos a enfocarnos en cómo recordamos y aprendemos.

Desde hace muchos años, pero sobre todo con los estudios que se hicieron en los años cincuenta y sesenta, los cuales dieron vida a lo que hoy conocemos como Constructivismo, nos dimos cuenta de que los humanos aprendemos mucho mejor cuando relacionamos el nuevo conocimiento que estamos adquiriendo con otros que ya teníamos.

Si quieres tomarte en serio tu aprendizaje sobre el storytelling, revisa todos los videos, porque aquí también te enseñamos con historias.

Te voy a poner un ejemplo:

Necesitamos aprender sobre el Movimiento Rectilíneo Uniformemente Acelerado (MRUA) es decir, sobre un objeto que se va moviendo mientras acelera siempre al mismo ritmo.

La forma común de hacerlo sería:

Ponemos un objeto que se va acelerando de forma uniforme y lo explicamos.

Más aburrido, no se puede (por algo a pocos les gusta la física) y, por desgracia, es la forma más común.

Una forma (de las millones que hay) es:

Tenemos un zombie de The walking dead que va caminando plácidamente para comerse el cerebro de un inocente humano que está sentado. Detrás de él, viene otro zombie, pero éste de la película Guerra Mundial Z. (Para los que no las han visto, los zombies de la primera son muy, pero muy lentos; en cambio, los de la películas son atemorizantemente veloces).

Ya que tenemos un contexto, les explicamos que el primer zombie tiene se va moviendo a velocidad constante y que el segundo va a una aceleración constante, entonces les preguntamos: ¿quién se comerá al inocente?

¡Bingo! Ahora ya tenemos el interés de los estudiantes y, por si fuera poco, un motivo para aprender, porque ahora saben que lo que están haciendo tiene una utilidad. ¡Otro punto para el storytelling!

Mira lo sencillo que es ejemplificarlo de esta forma:

En cuanto a la publicidad, el uso del storytelling es parecido, ya que lo que buscamos es encontrar un contexto que le sea llamativo al público, para que éste se identifique de inmediato con el mensaje que queremos dar.

Características, partes y elementos del Storytelling

Aunque bien podríamos dividirlo en más elementos, las partes del Storytelling, como ya vimos arriba, son:

  • El análisis del contenido
  • La búsqueda de puntos relevantes para relacionarlos con una historia
  • La construcción de la historia
    • Personajes
    • Arquitectura y trama
    • Inclusión del contenido temático
  • Implementación de la historia (dónde se cuenta y cómo)
  • Evaluación

Vamos a analizarlos uno a uno.

Análisis del contenido

El primer paso para crear un Storytelling de calidad es revisar con detenimiento el contenido. Cuando lo haga, realice las siguientes preguntas:

  • ¿Es claro?
  • ¿Lo comprendo?
  • ¿En qué contexto se encuentra?
  • ¿Me hace recordar algún libro, situación, película, problema, caso…?
  • ¿Se relaciona con algo que conozco?

Es importante aclarar que este análisis de contenido no es el mismo que haríamos para mostrar el contenido de la forma habitual, ya que lo que buscamos es cómo contar una historia que incluya el contenido.

Puntos de relación entre el contenido y la historia

Para explicar este punto te pondré dos ejemplos. El primero es el que ya conoces sobre los zombies. Para llegar a la conclusión de que para explicar el Movimiento Rectilíneo Uniformemente Acelerado teníamos que conocer los puntos básicos. En este caso, algunos son:

  • Es un movimiento que se acelera constantemente
  • Tiene algún objeto
  • Se puede representar en línea recta

Con esta información, lo primero que se me ocurrió fue poner dos autos de carrera. Este habría sido un buen ejemplo, pero tiene un defecto: no hay una historia interesante, por lo que para hacerla llamativa, habríamos tenido que invertir mucho tiempo en un buen diseño del material, de poner un contexto de dos corredores…, lo cual habría implicado trabajo y dinero.

La segunda idea fue hacerlo con caballos. Para hacerlo más llamativo, pensé en el lejano oeste. De aquí surgió la idea de un jinete que se había robado algo y el típico sheriff que lo tiene que alcanzar.

Aunque sin duda la idea mejora, tal vez el anacronismo no ayude demasiado, pues ya las historias de policías y ladrones no sean tan llamativas.

Entonces, utilicé la misma idea, pero en un contexto más moderno y pocas cosas siguen tan de moda como un buen apocalipsis zombie.

Para el segundo ejemplo no te pondré todos los pasos que seguí, desde analizar el contenido hasta la idea final, sino que te voy a decir el tema del contenido, la idea final y tu trabajo es pensar cómo fue que se llegó hasta ahí:

Tema: Uso de mayúsculas y minúsculas

Idea utilizada: Carta de renuncia a un jefe

Los personajes en el storytelling