ACTUALIDAD: LA PRESERVACIÓN DE LAS ZONAS ARQUEOLÓGICAS

Los diferentes grupos culturales que habitaron las diversas zonas del área mesoamericana dejaron una gran herencia artística que llega a abarcar desde la más sencilla pieza de cerámica hasta monumentales obras arquitectónicas. Así, el artista indígena, el que labraba piedra y trabajaba con barro, era anónimo; es decir, formaba parte del resto de la estructura económica y ponía su arte al servicio de los dioses y del pueblo.

Desde hace ya varios años, México se ha visto envuelto en un proceso acelerado de urbanización, industrialización y de un crecimiento demográfico impresionante, y actualmente se ha agudizado, teniendo como consecuencia una dramática transformación en lo físico y con ello en lo cultural. Actualmente el patrimonio cultural e histórico se encuentra en riesgo, los sitios arqueológicos padecen debido a una urbanización descontrolada y a la transformación de zonas arqueológicas en centros de espectáculos y hechos climáticos.

En el gobierno del ex presidente, Felipe Calderón, se implementó el Programa Nacional de Cultura para el turismo cultural o turismo arqueológico, donde se ha puesto a las zonas arqueológicas en una red de proyectos turísticos transnacionales para espectáculos de todo tipo. Este programa se encarga de dar una promoción y consolidación hacia los mercados del turismo cultural/arqueológico. Como consecuencia, se desató una serie de explotaciones que afectan a estas zonas e hizo que las industrias “culturales” llegaran a concebir a estas zonas no como bienes integrados a los procesos educativos, sino solo como recursos para impulsar la economía de alguna región.

Quiero recalcar la importancia de la preservación y valoración de las zonas arqueológicas y del gran material prehispánico con el que actualmente cuenta nuestro país. No se trata de oponerse al turismo, sino de buscar uno que esté orientado a la forma con el que la gente se acerca a estas zonas.

Los programas que se desarrollan en las zonas arqueológicas deberían cumplir un sentido social y educativo, ya que se está lucrando con estos espacios, y, al convertirlos en escenarios, los descontextualizan y llega a producirse una manipulación ideológica que atenta contra este espacio.

Este curso se pensó para exponer el desarrollo que tuvieron las principales culturas en Mesoamérica en sus niveles artísticos y cómo con ellos mostraron todo su entorno. Pero no podemos hacer de lado el periodo actual, ya que como podemos ver, la preservación de estos sitios está siendo cada vez más difícil, debido a que las mismas instituciones encargadas de su cuidado están permitiendo que se desarrollen una serie de espectáculos que poco a casi nada tienen que ver con las zonas, y están provocando que  las edificaciones y el suelo se vayan deteriorando.

Es fascinante aprender acerca del las culturas prehispánicas, cómo se desarrollaron y llegaron a ese gran esplendor del que nos maravillamos actualmente y, si queremos seguir aprendiendo y admirándonos de ellos, debemos hacer una reflexión sobre cómo se están desarrollando actualmente estas zonas porque, si nos gustaría que estuviesen por muchos años más, depende de nosotros seguir con la preservación de todo este maravilloso mundo del arte prehispánico.

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos