fbpx

Clímax

La derrota es inminente… ¿o quizá no?


Todo parece indicar que la victoria está perdida, pero el personaje principal ha tomado su decisión –ya sea que haya aceptado su verdad y decidiese solucionar sus problemas mediante la transformación o no- y eso repercutirá seriamente en la lucha por el objetivo. Por fin puede ver la luz al final del túnel. La inspiración llega de donde menos la esperaba, la esperanza vuelve a sentirse en el ambiente, el coraje para llegar a la meta retorna. Aquí el objetivo es perseguido una vez más, pero, como ocurre en la mayoría de los casos, esta vez irá por él la versión más fuerte del protagonista, la misma que aprendió la lección y está determinada a actuar.

Es aquí donde se podrán apreciar en todo su esplendor las consecuencias de la decisión crítica. Toda tensión debe quedar resuelta en esta etapa. Es posible que existan otros tipos de clímax a lo largo de la trama (mayores y menores) que se dirijan al gran clímax cerca del final. Mientras que un clímax menor resuelve tensiones menores y tensiones grandes se resuelven en un clímax mayor, aún existe una tensión de trasfondo que continúa creciendo y que sólo podrá ser resuelta en la gran batalla donde toda la misión puede finalmente llegar a su estado de resolución. Es a través de todos estos tipos de clímax que el arco de la historia y el espectador queda atado al viaje del personaje principal y el de otros protagonistas.

A lo largo de toda la trama, podrán existir variadas sub-historias, misiones paralelas y demás acontecimientos que traerán sus propias sorpresas y decisiones críticas. Mientras que éstas pueden ser, en efecto, pequeñas narraciones en sí, deberán siempre contribuir al gran clímax final, donde quizá el significado de dichos eventos paralelos finalmente se realice.

La audiencia no puede disfrutar ni conectar con una escena sumamente intensa si no tienen idea de lo que está sucediendo. Todo lo que el espectador necesite saber para poder entender la escena climática debería estar establecida anteriormente, y todo giro en la trama (aún los pequeños) debería haberse esbozado también.

Recuerda que la tensión debe incrementarse a la par que la escena va progresando, lo que significa que el personaje a través del cual el espectador está viviendo la historia debe continuar sintiendo emociones y sensaciones más fuertes y con mayor frecuencia, hasta que llegue a un punto en el que tome una decisión para poner esos sentimientos de lado o mejor opten por escapar del dilema.

Repasa el tema con este video.

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos