¿Cómo se escriben los diálogos? Tercera parte

¿Te acuerdas qué le pasó a Juan mientras escuchaba a Amanda decirle sobre los nuevos cambios en la política de Recursos Humanos? Bueno, pues eso les va a pasar a nuestros estudiantes si escribimos diálogos muy largos.

Aunque no hay una extensión específica, y mucho menos porque en nuestro caso no estamos haciendo películas sino cursos, sí es importante que los diálogos sean eso: diálogos y no monólogos.

Por último, es muy importante que los diálogos no se conviertan en un discurso de todo lo que deseamos que el estudiante comprenda. De hacerlo así, todo lo que hemos visto no tendría sentido. La conversación entre Juan y Amanda es aburrida por una simple razón: ¡no hay una historia detrás de ella! Lo bueno es que tú ya puedes darle un contexto, crear personajes interesantes y sabes qué giros darle a la narración para que eso no te suceda.

Recuerda, queremos compartir conocimiento por medio de historias, no de diálogos aburridos que podría hacer cualquiera que no haya tomado este curso.

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos