Cuidados

Para tener un cabello de impacto se necesitan algunos cuidados, ¡que aquí vas a encontrar!

Vamos a recordar un poco los tipos de cabello y también veremos algunos cuidados que
deben llevar.

Empezaremos por el cabello seco. Este cabello tiene muy poca grasa y se rompe fácilmente, tiene textura como de estropajo.

Para eliminar esa sensación de tu pelo y cuidar este tipo de cabello es muy importante una buena hidratación, con mascarillas que lleven queratina o que sean muy hidratantes. Además, hay peinarlo más seguido.

Algo muy importante en este tipo de cabello es evitar alisar el pelo y usar secador, ya que
esto podría llegar a quemar y secar el cabello más de lo que ya está.

Con el cabello graso pasa lo contrario que con el seco, ya que tiene exceso de
grasa capilar y hace que tu cabello se vea sucio si no lo lavas. Es recomendable lavarlo diario
y con un champú que sea adecuado para este tipo de cabello. Es importante que si usas
acondicionador o mascarillas, las apliques solamente en las puntas, ya que puede dar la
sensación de no haberte lavado el pelo.

Un tip para cuando no te dé tiempo de lavar tu cabello es usar un champú en seco. Esto es maravilloso, pues te quita esa sensación de grasa y se ve totalmente limpio.

El cabello normal es el que toda mujer quiere, pues no necesita tantos cuidados. Con una
buena mascarilla cada 15 días está más que perfecto: ¡un pelo sedoso y brillante!

Con el cabello mixto necesitamos tener cuidado, pues, como ya sabemos, de la raíz es graso y de las puntas reseco. Por lo general, este tipo de cabello es muy difícil de cuidar, pero no imposible. Utiliza un champú tres veces ala semana, evita utilizar agua demasiado caliente para que las puntas ya no se resequen más,  y además, para evitar que se vea grasoso, utiliza champú en seco -pero sólo en las raíces- para que éste absorba todo el sebo.

Un consejo extra para tener un lindo cabello: corta sólo tus puntas cada dos o tres meses e hidrata con aceites (coco, ricino, oliva) de la mitad a las puntas.

El cabello lacio tiene una caída increíble y mucho brillo. Hay que evitar el exceso de los
acondicionadores y mascarillas, y usarlos de medio a puntas.

El cabello ondulado se enreda con facilidad. Para este cabello es imprescindible un buen
acondicionador y mascarilla una vez a la semana y peinarlo más seguido para que no se
parta.

El cabello afro tiene este estilo único. Antes de lavarlo es recomendable usar algún tipo de
aceite para hidratar y desenredar. Con un buen champú hidratante podría ser suficiente, pero hay veces en las que se puede llegar resecar. En estos casos se recomienda un lavado con acondicionador, ya que éste aporta una tremenda hidratación.

El cabello rizado suele tener ondas muy pequeñas. Este tipo de cabello necesita mucha
hidratación y cuidado, ya que suele ser mucho más seco y quebradizo que los ondulados o
lisos.

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos