Detonante

Oh-oh, problemas


También conocido como el catalizador. Cuando un impulso, ya sea externo o interno (a veces ambos) obliga al protagonista a moverse, a despertar y darse cuenta que su vida cambiará para bien o para mal.

Este es el evento, para nada ordinario, que da inicio a la historia y lleva de la mano al personaje directo al conflicto de la trama.

Los detonantes pueden ser casi cualquier cosa: como eventos grandes y traumáticos con explosiones y muertes, o tal vez algo casi insignificante como la mención de algo o alguien en una conversación. Además pueden ser positivos o negativos, notables o no, repentinos o graduales, cortos o largos, etc. El único atributo indispensable es que provoquen un cambio para que la verdadera historia se ponga en marcha.

Una forma de comenzar una historia en grande es colocando el detonante lo más temprano posible, quizá en la primera página de la obra. Con este método la estasis podría colocarse un poco más adelante. De cualquier manera el detonante está fuera de sus manos, el protagonista no tiene forma de controlarlo, por eso es un evento devastador, porque ha destruido su mundo ordinario. Aunque también es perfectamente posible que ni siquiera se haya dado cuenta de tal incidente, puede que aún no esté enterado de que su vida ha cambiado para siempre…pero lo hará. Tarde o temprano se dará cuenta del impacto que tiene este evento. Y no podrá volver a la normalidad, a menos que salga e intente arreglarlo. Aquí es donde comienza su viaje o aventura. Su búsqueda por la cura para su malestar.

Ejemplo: en Monsters Inc., el detonante no ocurre hasta muy entrada la trama. La estasis en esta película es particularmente larga –aunque por muy buenas razones ya que se establece a la perfección el mundo ordinario a la vez de que nos dicen de frente lo que anda mal con ese mundo y que es necesario arreglar-. El detonante ocurre cuando Sulley encuentra una puerta blanca en la fábrica y de dicha puerta sale una niña humana. A partir de este punto, el mundo como Sulley lo conocía jamás volvió a ser el mismo. Este es el incidente que hace que la película se mueva.

¿Te imaginas si no hubiese tal puerta? Vaya ¿te imaginas si Sulley no hubiese regresado por los documentos o simplemente no la hubiese visto? De ser así no tendríamos película, o quizá sería algo así como: un brillante mundo muy bien descrito de geniales monstruos asustadores de niños en el que personaje principal tuvo un día bastante normal.

Repasa el tema con este video.

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos