Iluminación /Fascinación

Poco a poco


La caracterización externa del personaje junto con los breves destellos de su verdadera personalidad crea curiosidad en la audiencia. Lo que el personaje dice –y lo que no dice, también- conforma un rompecabezas que la audiencia querrá resolver. Lo mismo ocurre con cada una de las acciones que tome; si el creador indica que existe una motivación más profunda detrás del comportamiento de un personaje, nosotros, como espectadores, querremos resolver ese misterio de inmediato. No podemos evitarlo. “¿Quién eres en realidad? ¿Por qué eres así? ¿Y cómo afectará esto en la historia?”. Estas son preguntas que, si bien no las hacemos en voz alta, ni estamos completamente conscientes de ellas, nos hacemos siempre que estamos ante personajes fascinantes. Buscar el significado, conectar los puntos para encontrar la verdad… – ¡no podemos resistirlo!. No nos sentimos fascinados por montones de trasfondo y exposición sobre el protagonista; nos sentimos fascinados por la historia, por el misterio que provoca, por la técnica de retener información y tener que interpretar y prácticamente cazar por la verdad por nuestra cuenta.

 

 

Gradualmente, tanto la historia como los demás personajes forzarán al protagonista a revelar un poco más hasta tener el panorama completo sobre quién es esta persona en realidad. Es crucial que esta información no se revele de un solo golpe y tan temprano en la trama. Debes iluminarla poco a poco. Exactamente como si se tratara de una persona en la vida real a la que llegamos a conocer con el paso del tiempo.

 

 

Ejemplo: ¿Recuerdas el ejemplo de Flynn Ryder de Enredados? Pues, imagina que todo sobre él se hubiese dicho desde el principio. Sabríamos que es un huérfano, sabríamos que tiene una falsa reputación, sabríamos que en realidad es un tipo bondadoso y adorable debajo de toda esa fachada de chico malo. ¿Sabes qué es lo que pasaría si este fuera el caso? Nos agradaría, sí… pero no nos interesaríamos en él. No hay nada que debamos descubrir. No hay curiosidad y, si no hay curiosidad, si no hay nada que deba ser iluminado, tu historia no tiene rumbo. En cambio descubrimos, junto a Rapunzel, más sobre Flynn mientras la historia va progresando. Así es como debería ser.

 

Repasa el tema con este video:

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos