Mecanismos de Defensa

Máscaras que funcionan


Los mecanismos de defensa provienen de la ideología errónea del personaje. Son su manera de enfrentarse al mundo. Están grabados en el subconsciente y se originan de los elementos más profundos del ser: fortalezas, valores, fantasmas, debilidades, necesidades, etc. A pesar de considerarse como las máscaras que presentamos al mundo, los mecanismos de defensa son también los que nos han permitido sobrevivir. Los desarrollamos desde la niñez y es un proceso natural que funciona como aislamiento. Nos evitan el estrés, ansiedad, vergüenza, culpa o dolor intenso. Pero la realidad es que son una solución temporal. No soluciona el problema de fondo pero sí se mantendrán con nosotros casi toda la vida.

Existe una infinidad de tipos pero es la represión la que puede considerarse como la madre de los mecanismos de defensa.
Ésta consiste en mandar todos aquellos sentimientos que nos provocan estrés, dolor o ansiedad directamente al subconsciente lo que provoca que, a pesar de no reconocerlos o siquiera recordarlos, están activos todo el tiempo por lo que es posible que cualquier evento en el que el subconsciente se vea obligado a recordar dichos momentos traumáticos dispare los sentimientos reprimidos. Un común ejemplo es cuando una persona sufrió de abuso sexual en la niñez y de adulto no recuerda ese evento pero al querer tener intimidad con su pareja se ve incapacitado y hasta asustado de realizar la actividad sexual porque en ese momento se disparó dicho sentimiento reprimido.

Otro mecanismo de defensa al que todos conocemos muy bien y que se presenta muy a menudo en la vida diaria es la negación. Consiste en enfrentarse a los conflictos negando su existencia, su relación o relevancia con el sujeto. Es cuando nos enfrentamos a conflictos emocionales y amenazas de origen interno o externo y negamos reconocer algunos aspectos dolorosos de la realidad que son notorios para los demás. Como cuando vemos a alguien con obvios problemas de alcohol que no quiere aceptar que es alcohólico aunque sea obvio para todos.

Cuando la mente humana se enfrenta a una amenaza interna o externa ya sea real o imaginaria tiene algunos mecanismos de supervivencia. Una de las cosas más comunes que hace es reprimir ese hecho de la mente consciente y mandarlo al subconsciente o negarlo por completo, pero una tercera opción será hacer todo lo contrario: actuar de manera opuesta a esa amenaza, al sentimiento que está provocando malestar intenso. A este mecanismo se le conoce como formación reactiva y es un comportamiento obsesivo, extravagante y exagerado. En la película La Lista de Schindler, el personaje Amon es cruel y violento con Helen, una chica judía, cuando en realidad está enamorado de ella; lo cual provoca que reaccione y se comporte de la manera opuesta porque tiene un conjunto de ideologías erróneas sobre la raza judía a la que se supone debería despreciar, no sentirse atraído.

Otro mecanismo de defensa es en el que se buscan excusas o razones para justificar un comportamiento inapropiado, como cuando un padre no deja salir a su hijo a una fiesta e insiste en que lo hace por su bien, cuando en el fondo es el propio padre quien no quiere sufrir los sentimientos de estrés y ansiedad que le provocan el dejar a su hijo salir de noche. Este es el mecanismo de la racionalización, pero no hay que confundirlo con el pensamiento lógico que nos lleva a descubrir la verdad, pues pasa lo contrario, esta racionalización busca ocultarla.

Estos son sólo los tipos de mecanismos de defensa inconscientes más comunes. Existen también del tipo consciente, pero es un tema extremadamente largo, así que sólo cubriremos éstos. Debemos aprender que alcanzar la madurez como persona significa que hagamos uso de estos mecanismos sólo cuando sea necesario, aunque existe la posibilidad de pensar que forman parte inherente de nuestra personalidad cuando no se está 100% conscientes de ellos y los dejamos ser y desarrollarse como les plazca.

 

Repasa el tema con este video:

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos