Para una voz libre:

Para una VOZ libre:

Puedes probar tu postura en tu vida cotidiana. Para eso te recomiendo que cuando vayas por la calle camines como siempre lo haces.

Observa si la gente te mira o no.

Luego prueba adquirir una postura adecuada, con tu espalda recta, un andar ligero, abdomen apretado y la cabeza erguida. Evita tensiones. Busca que sea natural, pero segura.

Imagina que tu cuerpo expide mucha luz.

Ahora observa a la gente y compara las miradas de este momento con previo a tu cambio.

Seguramente notarás una gran diferencia, incluso en tu ánimo.

Desde ahora, busca siempre hacerte consciente de tu cuerpo y tu postura.

Recuerda:

Siempre trata de mantener tu abdomen firme, apretado, eso ayuda a mantener tu postura.

Piensa en tu cuerpo lleno de luz.

Para mejores resultados en todo lo que hagas a partir de ahora, debes siempre tener disposición, tanto en aprender como en realizar los ejercicios.

Evita los prejuicios y no te juzgues. Es tu voz, es parte de ti y la mejor forma de encontrar su máximo potencial es no criticarte si algo no se escucha del todo bien.

Seguro encontrarás cosas que te parezcan incómodas o absurdas, pero créeme, si lo intentas, si practicas, si pruebas, todo será mucho más amigable y tendrá sentido.

PAULA VRELLY
Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos

Detalles del Instructor