fbpx

Preparación del entorno y del terapeuta

Para dar o recibir un masaje es importante ambientar el entorno. Esto se logra colocando velas, música de relajación, incienso, luz tenue, que sea un lugar tranquilo, con una temperatura agradable y que no existan interrupciones. Además, el espacio debe ser amplio donde quien proporcione el masaje pueda desplazarse cómodamente sin chocar con ningún objeto.

Es necesario, para realizar el masaje, una colchoneta, sabanas, toallas, almohadillas, aceite corporal, que quien proporcione el masaje tenga ropa cómoda, cuente con buena salud y un excelente estado de ánimo.

Es de suma importancia cuidar el movimiento y la postura de quien proporciona el masaje para evitar que se canse o se sienta tenso. Los movimientos se realizarán desde su eje de gravedad, el cual viene desde la pelvis hacia el tronco, utilizando todo el cuerpo para generar la presión y no sólo los brazos y hombros, así mismo mantener una respiración consciente y fluida les permitirá realizar movimientos naturales y continuos para transmitir relajación al usuario.

 

Ver todo Añadir una nota
Agregue su comentario

Buscar cursos